ACTUALIDAD

Ganadería

Primero las vacas, ¿ahora el agro?

En los últimos años el negocio ganadero sufrió vaivenes. La ganadería se quedó nivelando con la tabla salvadora cerealera. Pero, ¿qué pasa en el mercado si la siembra se complica?


JULIO 2014.- No hace falta ser economista ni ser del campo para comprender que trabajar el campo es una opción de riesgo. No, no crea que es por las inundaciones, por las lluvias en exceso. Si, claro, es la economía decían por ahí.


Los finitos números del financiamiento encienden alarmas. Los porcentajes de interés para tomar compromisos son irreales. En un escenario que oscila entre el 30 a 40 %, escuchar de una tasa rezagada el 20% suena maravilloso pero no deja de ser inquietante. Sobre este panorama de alta inflación y altas tasas sólo se puede especular con que habrá algún tipo de equivalencias a alta escala. En frío podría decirse “paro” pero hay que salir a producir con un gran margen de especulación apelando la receta “que sea lo que Dios quiera”.


¿Qué herramientas tengo, cuáles funcionan? Supongamos que algunos ahorren en alguna moneda que no sea el peso y busquen financiarse en pesos con los bancos. Calculadora en mano, multiplicará y dividirá hasta el cansancio, hasta optar por alguna tasa que no resiste mucho análisis pero le permitirá salir a encarar la siembra. Para simplificarlo de algún modo: timba pura.


Una vez analizado el banco, y pedir lo imposible al oficial de cuenta, queda la tarjeta agro. Con condiciones no tan favorables a otros años, e incluyendo más costos, las tarjetas pueden colaborar al momento de comprar insumos. Afinando el lápiz para no salir de los periodos sin costo y apenas pasar el umbral en caso de ser necesario.


¿Cuánto vale andar con plata en mano? Los que estén, los que puedan pagar hoy en efectivo se preguntarán: ¿tiene sentido? Generalmente, muchos concuerdan en proyectar altos porcentajes de inflación pero a la hora de tomar un pago no aplican grandes descuentos. Si bien, la agilidad del mercado es infinita, al momento de pagar o tomar pagos la pregunta será: ¿qué hago hoy con esta plata? Evidentemente el horizonte de acorta.


Conclusión: si sos un productor con nervios de acero seguramente apostarás a futuro, financiando y cancelando cuando corresponda. Otros habrán apostado a respaldarse en alguna moneda y tomar créditos con altas tasas que; aunque nivelen con la inflación, son caros y los bancos hacen muy bien sus números.


Los que prefieran pagar hoy algunas cosas y tomar financiamiento más adelante tendrán que calcular muy bien ese horizonte ya que las tasas de hoy podrán paracer bajas pero en perspectiva.


Etiqueta: Ganderia, Plata, Bancos

MÁS ARTÍCULOS EN AGROALIMENTARIA